lunes, junio 05, 2006

Daily Readings

“y lo que cambió ayer, tendrá que cambiar mañana…”
- Mercedes Sosa -

En un mes cambia mi vida. Después de dormir tres horas y media en un avión despertaré al “Sueño Americano”. Me voy…

No puedo más. Me podrán llamar cobarde o irresponsable, pero no puedo más. Prefiero pensar que seré un inmigrante más en Estados Unidos y un habitante menos en Colombia.

Y como en toda relación trágica, tengo que decir que quiero mucho a mi tierra y lo que representa, pero no podemos seguir juntos. Como dice el bolero: “no es falta de cariño, te quiero con el alma…”

Camino por mi país con la alegría de Dios en mi corazón, pero sin dinero en el bolsillo. Eso duele por que siento que se ha hecho lo prudente para llevar una vida sin angustias económicas. Me dijeron que terminara bachillerato, que me hiciera un profesional. Después que lo que faltaba era un postgrado. Finalmente, me recomendaron que aprendiera otro idioma y que comenzara un negocio propio… que “la rosca”, la política, el Tarot…

Una vez me bañé en un menjurje asqueroso de color azul-morado que olía a desinfectante para pisos, dizque para que todo cambiara. Y cambió… una semana después estaba sin trabajo.

Me duele dejar a mi familia. Aquí quedan 13 años de enseñanza por que allá, me conformaré con cualquier empleo honesto. Eso sí, aunque hable inglés, mi corazón seguirá amando en español y, sin importar los dólares que gane, mis deudas siempre serán en pesos, y aunque Bush promulgue nuevas normas, mi esperanza estará con Uribe.

Espero que no me suceda lo que le pasó a Marco Arturo, un deportado colombiano, que pidió a sus amigos que en lo sucesivo lo llamaran “McArthur”. No me gustaría que en vez de publicar Escritos Cotidianos, tuviera que escribir algo así como los “Daily Readings” en este blog.

Me pregunto si entre esa gente alta y sin color, En ese país de eternos mascadores de chicles, me atenderán meseros inoportunos, o conoceré personajes de fábula como el “mudo voceador”, o si el nombre “Mayapan” sonará tan raro como aquí, o si los sueños tendrán un tema distinto a la ambición, o si tendré tardes libres de remordimientos, o si un trío de mujeres alguna vez me enviarán mensajes en las alas de sus párpados, o si el Poodle de mi hermana saltará detrás de un árbol alguna tarde en algún parque, o si habrá tiempo para conmoverme con una mañana de sol, o…

Definitivamente, me voy pero me quedo... Sigo en Colombia pero ya salí.

- Carlos Eduardo -

4 comentarios:

GGIL29 dijo...

Estoy asistiendo casi que a diario a los escritos cotidianos y es la primera vez que siento un agujero en el estomago....por que no es una realidad pasada es cruda, presente y dolorosa.
Que Dios te bendiga
Nunca es largo el camino hacia la casa de un amigo.
Vuelve pronto.

Carlos Andrés dijo...

Amigo, uno no es de donde está sino de donse se siente, y de donde lo extrañan. Colombia y Escritos Cotidianos son tu lugar. Sonará egoísta, pero lo único que quisiera que tuvieras allá es un computador y una conexión a internet, para tener una y otra vez la literalidad de tu presencia. Un abrazo.

DORA LUZ SIERRA dijo...

LAMENTABLEMENTE ES ASÍ , PERO YO ME PREGUNTO SI EL SACRIFICIO QUE SE HACE VALE LA PENA? RECUERDA QUE ERES COMO UN DEZPLAZADO Y UN ESTRAÑO AL OTRO LADO. ESCOGE ENTRE LA MISERIA POR UNOS DIAS O EL BOLSILLO LIMPIO HASTA QUE TENGAS SUERTE.
NO DEBERIA SER ASI " NO ME GUSTA NINGUNA DE LAS DOS".

margarita dijo...

solo espero que no te me vuelvas como esos gringos gordos deformes adictos a las hamburguesas insipidas de mcdonals, o al cafe chichipato de starbucks. Sigue buscando tus frijolitos que tanto te gustan y pensando en el tinto mañanero que sabe tan rico aca en Colombia, y si las cosas no salen como quieres recuerda que aca tu gente y tu pais te esperan con los brazos abiertos.