miércoles, septiembre 27, 2006

LAPSUS

Escrito Cotidiano por CARLOS EDUARDO VÁSQUEZ.


El mundo atardece detrás de la ventana. Sentado en la biblioteca, percibo el viento y el murmullo de la ciudad al fondo. Esta ciudad que aunque pequeña, palpita con hambre de crecimiento.

Desde aquí veo la loma que sudo todos los días y los amplios pastizales que algún día albergaran los nuevos centros comerciales.

Atardece sobre el mundo mientras yo me engolosino con una docena de libros en la mesa más vieja de este piso.

Tomo cinco minutos para escribir estás líneas bajo el influjo de un texto de Harold Bloom y me sumerjo de nuevo en la lectura...

PLANETA VERDE

Escrito Cotidiano por GERMAN GIL.


Cuando me enteré de la noticia de la muerte de Steve Irwin, supe con dolor que la lucha ecologista de este planeta perdía uno de sus mas grandes activistas. Me sumo al dolor del planeta verde y adjunto con este escrito cotidiano mi voz de protesta contra aquellos que se enriquecen a costa del sacrifico de una especie y se lucran de la naturaleza de una manera salvaje…

Definitivamente, ya no saben como “descrestar” al oprimido consumidor. Las políticas de las multinacionales frente a la sociedad de consumo son cada vez más agresivas y la avalancha de productos novedosos para solucionar cualquier mal que le aqueje son una bola de nieve que crece a la par del bolsillo del genio que se las inventa.

La ultima creación en este Maremagnum de productos para mi concepto fue la “tapa”.

Nunca podré entender que culpa tiene el caracol de que su baba regenere de manera natural los tejidos de su concha , ni de donde carajos sacaron que el embrión de pato, (ojo, de pato, no de gallina, ni de chulo, ni de paloma), sirve para las arrugas, o que la aleta del pobre tiburón cura el cáncer.

Que otra sorpresita ecológica se nos vendrá encima….

Me imagino la siguiente publicidad dentro de poco.

Esencia de Antena de Hormiga, para la pérdida de la memoria, o Lagaña de Mico Amazónico para la conjuntivitis, o en el peor de los casos, Extracto de Rila de gallina, para la vena varice…

Solo le pido a Dios que nunca se enteren que la grasa de la piel del delfín rosado del amazonas es la fuente de la eterna juventud.

Gracias Irwin…

jueves, septiembre 21, 2006

Breve Pato-logía

Intento deleble por Carlos Andrés Arango

Una ciudad se puede entender como una obra de teatro, en la cual no hay un director y un escritor, sino muchos actores que son, a su vez, directores, actores, escenógrafos, maquillistas, fotógrafos, utileros, tramoyeros, público, críticos de arte, músicos, técnicos de luces, etcétera. Por eso, un intento por comprender la ciudad deberá comenzar por reconocer a sus personajes.

Hoy, luego de una semana de mucho caminar, montar en bus, hablar con taxistas, ir a centros comerciales, y leer letreros de baño público, creo que tenemos una deuda, digamos antropológica, con muchos de esos personajes que diariamente se encuentran con nosotros; de momento pienso en estos tres: Chayán Emilio, el Pato y las gallinas. En todos los casos se requiere una investigación más amplia que nos ayude a saber más de ellos, pues se trata de dos animales y un fantasma de quienes constantemente tenemos noticias. Insinúo algunas pistas para comenzar el respectivo trabajo.

Chayán Emilio es un galán, o al menos eso cree. Tiene cierto aire a Leo Reyes, el de la novela. Suele poner en escena sus tácticas de acecho, a través de palabras aparentemente románticas y dulces como reina, miamor, cosota, dulzura, mivida, y otras semejantes. También lo suelen denominar Chayán Baigón porque la que no mata, la deja mariada. Los pachulies, camisas, accesorios y demás, imitan a las marcas más posicionadas del mercado, pero son piratas o falsamente parecidas a éstas; sin embargo, son su principal fuente de atracción.

Con su indumentaria suele atacar a las gallinas, una clase particular de mujeres cuya indumentaria le da a su morfología un aspecto bastante semejante a la mencionada ave de procedencia indochina de quien hereda su nombre gracias a varias razones. Suelen ser bajitas, o “pegadas al suelo” como se dice comúnmente. Su copete es esencial para su presencia, y se caracteriza por un cacareo constante que deja en silencio hasta al más paciente de los mortales. En su caminar destaca sus zonas corporales de la cadera, pecho, copete, y mira a un lado y otro como buscando algo. Que generalmente no se le perdió, pero ella busca insistente. Porque justamente es la insistencia –en cualquier cosa- lo que le da atributos específicos a su personalidad.

Para finalizar, el Pato. Éste es una subespecie de una mucho más amplia, aún sin estudiar, denominada chirrete, la cual, igualmente, es la mezcla de una especie desaparecida que antes de desaparecer evolucionó en otra. Veámoslo por partes: el sicario, una vez tomó algo de estatus empezó a dar paso al traqueto. Entre ambos no hay grandes diferencias más allá del lenguaje. La influencia del sicario en su proceso de conversión a traqueto ha sido decisiva en la aparición del chirrete; éste es un personaje potencialmente peligroso, pero bastante amenazador. El chirrete puede o no ser traqueto. Digamos que la segunda es una categoría funcional, pues se refiere a la opción laboral del individuo (traquetiar es el verbo), es decir a la manera como la persona deriva su sustento; en palabras chirretes: conseguir la papita para la cucha. La primera, en cambio, es una categoría estilística, que enfatiza en la apariencia y formas de hablar del sujeto.

Es ahí donde, en el intermedio de ambos, encontramos al Pato. Él está rodeado de traquetos, sicarios (los pocos que quedan), y chirretes. Sin embargo, contrario a todos ellos, no es capaz de coger un arma, cargar la marihuana del combo, o esconder las armas ante la inminente llegada de la Policía. Por eso la palabra Pato recobra cierto carácter peyorativo que la reingresa en el contexto de las cadenas de insultos o banderiadas. Dicho en palabras propias, un pato es un man que no probó finura.


Caminar una tarde, salir a tomarse una cerveza, o simplemente ir a estudiar o trabajar, implica encontrarse con muchos personajes de la fauna citadina, con los cuales se conforma toda una geografía humana cuya ecología aún está por elaborar.

miércoles, septiembre 20, 2006

Imaginación Retro

Escrito Cotidiano por XIOMY.

Iba para la universidad. El bus como de costumbre tenia un ritmo muy lento a esto se le suma que en la autopista están construyendo una doble calzada.

El bus paró en frente de una construcción donde se podía ver un proporcionado arrume de tierra, por el cual se deslizaba una retroexcavadora; entre el bus y ésta había muy poca distancia. Aunque estaba muy inclinada se podía admirar su movimiento seguro.

El bus continuó su trayecto; pero lo que acababa de ver había creado en mí algo de perturbación; como para preguntarme: ¿Qué hubiese podido suceder si la retro se hubiera volcado sobre nosotros?

Aunque la idea no era nada reconfortante, tengo que reconocer que todo el camino estuve entretenida, y llegué a la conclusión de que la imaginación quita el sueño, acorta el camino y recrea los sentidos.

domingo, septiembre 17, 2006

SATORI

Escrito Cotidiano por GERMAN GIL.

Mi amigo de infancia y yo caminábamos después de muchos años de no vernos. El día terminaba. Tras disfrutar de una cena de reencuentro, nos dirigíamos al hotel donde nos hospedábamos. Quince años sin vernos…

Dos pequeños hilos de agua, uno a cada lado del andén, iniciaban su recorrido hacia el desagüe…

Él me miro y dijo: “Estos dos hilos de agua son como nuestras vidas; paralelas en su recorrido, totalmente opuestas y diametralmente separadas, nunca se van a juntar aunque vayan hacia un mismo lugar.

…y agregó como en tono de burla: “Esto, pequeño Saltamontes, es un Satori”.

Satori es un término oriental para hablar de la inmediata experiencia de la naturaleza acerca de los hechos cotidianos.


Lo mire extrañado mientras observaba los hilos de agua correr hacia el desagüe por cada lado del andén. Nunca pensé que años después me serviría para plasmar por escrito lo sucedido esa noche donde aprendí el significado de la palabra Satori por un amigo de mi infancia mientras caminábamos hacia el hotel.

FIN DEL CICLO DE AFORISMOS...

Bien amigos, con esto damos por terminado el Ciclo de Aforismos. Tengo que confesar que escribirlos es interesantísimo, así que espero que me perdonen si de vez en cuando incluyo uno o dos entre los Escritos Cotidianos.
Un fuerte abrazo a todos,
CARLOS EDUARDO VÁSQUEZ
P.D. Estaba pensando que el blog de La Lana en el ombligo que escribió Carlos Andrés hace tiempo es simplemente genial.

AFORISMO (los sueños)

Los tiempos modernos no permiten que uno cambie de sueños. Cuando lo pienso me acuerdo del CD, los nuevos sueños se encadenan y cuando uno quiere retroceder suena una serie de sonidos raros que le quitan a uno las ganas de seguir soñando.

Por mi parte, soy como un LP de acetato negro. Uno lo voltea con naturalidad y sigue escuchando los sueños del otro lado del disco.
- Carlos Eduardo -

jueves, septiembre 14, 2006

Antologías aforísticas: Uno.

El mejor aforismo escuchado en toda la vida:

“Hay cosas que ni qué”
La Chimoltrufia.

miércoles, septiembre 13, 2006

AFORISMO (la picadura de la raya)

Steve Irwin perseguía cocodrilos por todo el mundo.  Alguna vez mientras buscaba un reptil, lo picó una raya.  Pocas personas en el mundo han muerto con el corazón atravesado por el aguijón de una raya.  Yo persigo lo cotidiano con palabras y ocasionalmente pinto una raya. Me pregunto si alguna vez una raya escondida entre las palabras atravesará mi pecho en un acto insólito y si la sangre que manche de rojo el papel se mezclará bien con la poesía.
Algo sobre Irwin
- Carlos Eduardo -

martes, septiembre 12, 2006

Intentos Aforísticos II

Conversar es el encuentro de dos mundos reales que virtualiza la explosión de muchos más mundos emergentes surgidos en ese constante ir y venir en el otro. Cada palabra es como una sal de plata que reacciona ante la luz. Contenida en el fondo de una recámara oscura, pronto alguien obtura y su contacto con el exterior genera figuras. Y fondos.

El devenir es consecuencia de que, del otro lado, está sucediendo lo mismo: mientras disparamos palabras alguien también lo hace (aunque sean silenciosas).

Juego de espejos superpuestos, una conversación es, así las cosas, un potencial acto de guerra.

AFORISMO (los poetas)

El problema con los poetas es que siempre nos orientamos por las estrellas. Todos saben que las estrellas viven cambiando de posición debido a los enamorados. Por eso cuando un enamorado regala una estrella, no sabe que un poeta en el otro lado del mundo languidece de nostalgia y no le queda otro remedio que poner en palabras sus suspiros.

- Carlos Eduardo -

lunes, septiembre 11, 2006

Intentos Aforísticos I

El éxito, discurso que vende millones de libros, conferencias y asesorías, le debe en buena parte su éxito al fracaso. Sin éste, aquél no sería tan rimbombante. Sin embargo, aunque a veces nos disgusta la idea, es bueno defender el fracaso; pero no el fracaso que precede a un nuevo intento. No. Más bien el fracaso que termina con todo, así como una palabra rompe el silencio, o una bala acaba la vida.

A veces, caer para levantarse no es caer; es simple estupidez.

AFORISMO (la palabra)

La palabra rueda sin control por el borde de la lengua, toma los atajos de la decepción y… ¡zas! Se estrella contra un corazón que se rompe.

- Carlos Eduardo -

domingo, septiembre 10, 2006

AFORISMO (la insignificancia)


La insignificancia habita en la semilla de lo profundo. La gota de agua inicia una rebelión por que le cambiaron el paisaje de una cordillera marina. Enseguida, organiza una revuelta oceánica y la asonada deja como resultado un tsunami que borra del mapa a un pueblo completo.

- Carlos Eduardo -

viernes, septiembre 08, 2006

AFORISMO (la cotidianidad)

La cotidianidad nos envuelve como una crisálida: nos constriñe, nos agobia, nos oprime. La fantasía, en cambio, es la explosión de colores de una mariposa recién liberada.

No importa que en las alas de la fantasía queden las marcas de los hilos que nos tiranizaron. Igual da gusto volar después de experimentar el oprobio de haber sido un gusano.

- Carlos Eduardo -

jueves, septiembre 07, 2006

¿QUÉ ES ESO DE "AFORISMO"?

Definiciones de Aforismo:

Un aforismo es una declaración concisa o el refrán popular que pretende expresar un principio o la verdad en una manera concisa, pensativa y aparentemente cerrada. es.wikipedia.org/wiki/Aforismo

Es una "breve máxima que expresa una norma de vida o una sentencia filosófica"(Zingarelli). Ej. Aforismos de L. Tamaral (Lima, 1902-1992)www.trazegnies.arrakis.es/indexdi1.html

Sentencia breve, por lo general, no razonada o justificada, con un contenido más profundo de lo que parece a primera vista parece (a veces, incluso, distinto a lo que en una lectura ingenua del aforismo parece querer decir, ya que se prefiere sugerir, insinuar, a declarar abierta y razonadamente lo que se quiere decir). Heráclito, Marco Aurelio, Nietzsche y otros filósofos escribiron parte o la totalidad de su obra recurriendo a aforismos.

domingo, septiembre 03, 2006

EMERGENCIA

Relato Breve por Carlos Eduardo Vásquez.

Los maderos encendidos que caían a su alrededor ya no importaban. Tomados de las manos, la pareja emergió entre la llovizna de la máquina de incendios. Se detuvieron solo un momento para mirar atrás y soltar un lánguido suspiro.

Los bomberos atónitos los vieron alejarse por el callejón, desnudos y negros de hollín como un par de nueces...

Entonces comprendieron que adentro hallarían otras dos víctimas de las llamas.

viernes, septiembre 01, 2006

LA EXTERMINADORA

Escrito Codiano por Carlos Eduardo Vásquez.

Mi esposa tiene una fijación con los insectos. Hormigas, cucarachas y zancudos son su objetivo militar. Para cada uno conoce un método de exterminio diferente.

Las hormigas pasan a mejor vida con una rociada de “flid”. Los zancudos son diezmados entre una toalla y la pared y las cucarachas se voltean patas arriba con el pie y luego se les aplasta la cabeza.

Ella dice que así se cierran las rutas de retorno de las filas enemigas, se evitan las manchas en la pared y se acaban las imágenes de destripamientos en el suelo.

Ahora también los gorgojos están en su lista de ejecuciones. Sin embargo, hoy me sorprendió como nunca antes. Yo que creía haberlo visto todo en asuntos de holocaustos de insectos tuve que presenciar un acto aterrador.

Primero me contó que la harina estaba siendo saqueada por una colonia de gorgojos hacía tres semanas. Me explicó con frialdad que los gorgojos tienen un cuerpo muy resistente y que eliminarlos no era nada fácil.

“Sin embargo”, me dijo. “encontré el mecanismo perfecto para desaparecerlos...”

La vi sacarlos de su guarida con un trapo húmedo, amontonarlos con la escoba en el suelo y agarrar una botella vacía de soda Postobón...

Incrédulo, presencié como les pasaba el rodillo improvisado por encima como si de una aplanadora de vidrio se tratara.

Traté de decir algo, mientras escuchaba como las pequeñas corazas sucumbían, pero nada salió de mi garganta paralizada.

En lo único que pensé fue…

“¡Carajo!, si esto no es un escrito cotidiano, no se que otra cosa pueda ser”.

LA VERDAD

Sentados frente a frente, Camila y yo descubrimos por qué no nos entendemos: Mi derecha es su izquierda.