viernes, junio 23, 2006

Incumplimiento

La congestión se instala en la base del cráneo, allí donde la espina dorsal se encuentra con el occipital. El dolor de cabeza comienza. Una jauría de zorras con las colas en llamas baja por los costados del cuerpo como en la historia de Sansón.

Hicimos cosas que no hubiéramos hecho y dejamos de hacer otras que hubiéramos podido hacer. Lo importante era cumplir. Cumplir la cita, la reunión, ser recogidos por otro, en fin... La llamada que nos eximía no llegó.

Tarde nos dimos cuenta de que fuimos engañados de nuevo por ese vicio terco de los latinos llamado “INCUMPLIMIENTO”.

- Ya te iba a llamar...
- ¡Pero, quedaste de recogerme hace diez minutos!
- Cancelemos la reunión, se me presentó otra cosa.
- ¡Pero, yo madrugué y estuve listo a tiempo!
- Fresco, no te preocupes... lo dejamos para otro día.
- ¿No podías haberme avisado, anoche... hoy temprano?
- Ah, se me olvidó. Discúlpame. Luego hablamos. ¡Chao!

El dolor de cabeza comienza con la intensidad de una lucha de bulldozers en una cancha de fútbol. Mil voces nos gritan “Imbécil” cerca de las sienes palpitantes.

Hemos sido violentados, vapuleados, irrespetados, asaltados en nuestra buena fe, humillados, ofendidos, azotados... juguetes del capricho de otro que le importa un carajo nuestro tiempo.

Amigos, discúlpenme, por insultar nuestras raíces, pero el latino es el único ser viviente capaz de concertar una cita y jurar sobre una cruz que la va a cumplir, aún sabiendo de antemano que va a faltar. Que puesto tan desvergonzado nos tocó en la evolución.
- Carlos Eduardo -

7 comentarios:

Anónimo dijo...

en toda parte nos encontramos con estos personajes incumplidos, es algo parecido a las excusas, cuando no asisten, dicen no es que se me murio la abuelita, bueno miles de cosas, o cuando dicen a mi me encanta el cine, se hace la invitacion y dicen no fresco despues vamos, en vez de una vez decir no puedo o no quiero, si estamos seguros de algo hay que decirlo no poner a la gente a perder tiempo, ni a esperar lo que nunca va a llegar.krolina

NATALIA GALLO dijo...

Pues no me parece esa la forma de referirse a todos los latinos, por lo menos yo en muchisimas ocaciones he incumplido pero con razones justas por el trabajo o otra situacion, ya que existen personas que se dedican siempre a incumplir es otra cosa y que pena pero no todos esos incumplidos son latinos, esto se puede ver en cualquier parte del mundo o mejor en cualquier pais del mundo, no entiendo porque siempre el agua sucia es para nosotros, los latinos o mas bien los colombianos, cuando nacimos en una tierra hermosa llena de cosas muy bonitas y no las haceptamos o nos hacemos los ciegos y solo vemos lo que no nos gusta.

Khabiria dijo...

Esto es una cadena que nos afecta a todos, y no creo que sea exclusivo de los latinos, hay gente irresponsable en todos los continentes, aunque aqui llevamos la batuta....por ejemplo en Venezuela decimos: "nos vemos entre 4 y 5 de la tarde" (uno nunca entiende si es a las 4:30, 4:45 ó a las 5:00pm)...cuando preguntas una dirección te dicen: "eso queda ahí mismito" (uno no sabe si el "ahí mismito" significa al lado, detras, a 100 metros o a cuatro cuadras)...somos el mar de las indefiniciones...y por mucho que uno trate de ser responsable, a veces tambien te retrasas por esperar a otro que incumplio la hora acordada....en fin, es toda una cultura
Un abrazo

Hermana dijo...

No tratemos de EXCUSAR la forma de actuar de los latinos, cuando todos sabemos que es cierto lo que se realata en este escrito. Y es que muy pocas personas como los colombianos tenemos esa mala costumbre de dejar a las personas esperando o simplemente hacerles perder el tiempo, y todo porque nos falta respeto.Que pena con los de los comentarios anteriores sí Colombia es muy bonita tienen toda la razon pero LA GENTE ES INCUMPLIDA y una por favor ya basta de disculpas!!!!!

Un Gerente dijo...

sumerce, esa cita la hizo en estas tierras ardientes y bañadas por el mar caribe?

Carlos Eduardo dijo...

Este escrito cotidiano lo escribí en el tiempo que me quedó libre y que supuestamente iba a ser dedicado a una reunión dizque "inaplazable" según el citante.

Es tenaz confrontarnos pero es verdad, me reafirmo. Los latinos somos incumplidos... terriblemente inclumplidos... chevéres, contentos, inteligentes, recursivos, trabajadores pero... absouta e irredimiblemente IMPUNTUALES E INCUMPLIDOS.

Anónimo dijo...

Te felicito por tu apunte,estoy de acuerdo contigo no se que vicio tan raro el de los latinos y de todo el mundo (amigos, pareja sentiental y hasta conferencistas de empresas) de concretar citas enlas que no pueden llegar puntuales o que van a cancelar un minuto antes del encuentro con las excusas más ridiculas que se han podido inventar. Pero incumple tú una cita y ya gracias a ellos adquieres fama de la persona más incuplida que conocen.
Aprende a valorar el tiempo de los demás para que ellos aprendan a valorar el tuyo.

MAYRA ALEJANDRA MONTOYA P.
UNIREMIGTON