miércoles, junio 07, 2006

Escuchado al Pasar

El texto del elevador y los comentarios sobre las conversaciones "oidas al pasar" me hicieron recordar esta perla que escuché el otro día:

El noticiero del mediodía anuncia una noticia de farándula: “Guy Ecker, el actor brasilero, no quiere tener más hijos”. De pronto, uno de los tipos de al lado le pregunta a su compañero de mesa: “¿Qué es lo que le van a hacer a ese actor?” El otro le contesta: “una vasectomía”. A lo que el primero replica con una firmeza escalofriante: “¿y es qué está muy gordo, el tipo ese, o qué?

Me reí silenciosamente por un buen rato. Luego recordé a un taxista en Bogotá, pariente lejano, que al ser interrogado sobre la parte del cuerpo dónde le descubrieron el cáncer a su madre, contestó: “yo no sé, pero yo creo que fue en la próstata, o algo así.”

El taxista murió hace un par de años, pero la historia permanece en la memoria de mi hermana y en la mía como un remedio inmediato cuando nos ponemos demasiado serios.

Qué sería de la vida sin estos personajes de todos los días que nos enseñan que la vida, sin lentes cuadriculados, es divertida. Cada situación puede ser tu próxima risa, o tu siguiente tema de conversación o, como en este caso, el Escrito Cotidiano de hoy.


- Carlos Eduardo -

¿Estamos preparados para “leer entre líneas” la hermosa diversidad humana que Dios ha puesto en nuestro camino?

8 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Entre líneas se teje la vida. Y las conversaciones son como esos puntos donde se cruzan dos hebras. Las personas somos hilos, y dialogar es como zurcir la urdimbre. La vida es texto, textura, que a veces no sabemos leer ni tocar.

Anónimo dijo...

Es bastante placentero, cuando alguien hace un comentario que se sale de lo normal, por que nos produce risa, no se sabe si la persona ignora lo que pasa ó en realidad no sabe que es, son comentarios fuera de lugar, pero que en su momento los recordamos y nos hacen reir.krolina

Anónimo dijo...

Desde que llegamos al mundo nos dedicamos a gastar nuestro tiempo en espacios y situaciones inconclusas que no van a ningun lado. No hemos podido ni podremos ver lo que es la "dinivinada humana" aunque no la pusieran en frente, somo especialistas en desperdiciar la opotunidad que nos dieron al venir a este mundo.
Nos negamos la posibilidad de respetar algo tan basico como las diferencias de piel o de pensamiento, muchisimo menos vamos a entender porque estamos aqui. n.a.p.a.

Carlos Andrés dijo...

Bueno, tal vez no entendamos de fondo para qué estamos aquí, pero podemos divertirnos con el absurdo mismo.

Juan Carlos Restrepo dijo...

Pero es muy fácil convertirnos en una de esas personas ya que es mas por desconocimiento de muchas cosas que por ignorancia...

beatrizbejordan dijo...

Este escrito cotidiano me recuerda que hay veces soy como estos personajes que contesto sin pensar en los que estoy respondiendo y luego me reviso y caigo en cuenta de que no estaba bien haber participado o respondido.

Luz Stella dijo...

la vida sin alegria, creo que seria muy aburridora imaginese un mundo en donde todos pierdan el humor permanezcan serios; todos de un lado para el otro sin encontrar la alegria de la vida. Estos casos de que se confunde las palabras o hay situaciones graciosas son inolvidables y cuando uno se siente solo y se acuerda no se por que le da esa risa picante.

Anónimo dijo...

CREO QUE LA IGNORANCIA ES SINONIMO DE CHISTE COMO POR EJEMPLO EN ESTE ESCRITO Y COMO PASA DIARIO -UNO SIRMPRE ESCUCHA LAS CONVERSACIONES AGENAS SUPUESTAMENTE SIN QUERER QUERIENDO Y NO OBSTANTE CRITICAMOS LO QUE SE ESTA ESCUCHANDO- QUE VICIO TAN FEO EL DE NUESTRA CULTURA.