martes, abril 28, 2009

TATO... EL GATO INTELECTUAL

Un gato... Quién lo diría. El animal más detestado por mí, ahora se sienta en mi cuello y espía mis escritos en la pantalla. Asume tal pose de intelectual que bajarlo sería una impertinencia.

Bueno... qué le vamos a hacer. El nuevo huésped de mi casa me ha arañado el corazón.


-Carlos Vásquez-