domingo, mayo 28, 2006

Mayapan

Escrito Cotidiano por Germán Andrés Gil

Esta historia empieza en un lugar que yo creía habitado por seres de otro planeta. Un lugar donde la miseria y la violencia comparten espacio. Donde las ganas de vivir y el empuje de su gente no tienen comparación y donde en cada esquina existe una historia de vida o de muerte.

Temprano, cerca del Parque Berrio, nos recogía la micro buseta que nos llevaba a ese destino “desconocido”. En aquella zona extraña debíamos realizar nuestro trabajo. Éramos un grupo heterogéneo de profesionales contratados por el Municipio, todos con ganas de trabajar y todos ajenos a aquella zona.

El recorrido duró mucho menos de lo que esperaba. Como cuando le decían a uno los papás, “Estamos cerquita, mijo, no se preocupe”. Esta vez, no tuve tiempo de preguntarle al chofer “¿Ya casi llegamos?”… con un frenazo nos despidió diciendo: “si se calienta la cosa, ahí mismo me llaman, chao”.

Nos bajamos en una escuela de la comuna Nororiental de Medellín. Habíamos llegado a ese extraño territorio y nos esperaba una larga fila de niños y niñas de la escuela, deseosos de que los examináramos. Unos muy alegres, otros insoportables y la gran mayoría sin desayuno.

El inicio de un examen visual requiere, como cualquier otro, la identificación del usuario, las planillas que sustentan el trabajo y donde quedan anotados los resultados finales del examen. Era hora de empezar.

Al cabo de dos horas de intenso trajín visual: “¿Qué letra ves allá?”, “¿Usas gafitas?” “¿Qué te pasa en los ojos?”, apareció de la nada el pequeño personaje de esta historia: metro y medio de alegría, moreno y con grandes ojos saltones. Alguien que llama la atención apenas lo conoces.

- Tu nombre, amiguito? – le pregunto yo.
- “Mayapan Jaramillo” – me responde.
- ¿Cómo? - replico.
- “Mayapan”- me dice con algo de rabia.

Yo anoto en la planilla M-a-y-a-p-a… y sin haber terminado de escribir su nombre, el niño me arrebata el lápiz con la impaciencia del que está acostumbrado a ver su nombre mal escrito cada vez que algún impertinente, como yo, le pide esa información.

Con la caligrafía de un niño de ocho años y mi mirada estupefacta por su grosería, veo como “realmente” se escribe el nombre del infante.

¡MADE IN JAPAN JARAMILLO!

Esa fue una de las grandes sorpresas que tuve en aquel territorio que por dos años se convirtió en mi segundo hogar.

Nunca supe si "Mayapan" tenía ascendencia nipona o si su distraída abuela -que lo bautizó y lo crió- le pareció gracioso bautizar al niño con el nombre que vio en el radio de pilas que le regalaron de navidad.

A los pocos días en la televisión, vi por el noticiero como a un niño de la Guajira le habían llamado “Alka Seltzer”.

La noticia en realidad no me asombró.

Para ese entonces, Mayapan ya era mi amigo.

12 comentarios:

ALVARO TANGARIFE G. dijo...

Cuando se adentra mas alla del propio entorno descubres otros mundos que te acercan a personajes sin igual, personajes que por su estilo tienen algo de particular y algo de espectacular.

Carlos Andrés dijo...

Un amigo mío conoció a una chica que trabajaba en servicio doméstico. Respondía al nombre de Gualdisnéi... eso sí, nunca supe si se escribía así o Walt Disney.

DIANA dijo...

Siempre tienes expectativas cuando esperimentas con otros lugares, regiones o ciudades, cuando encuentras casos tan curiosos como por ejemplo nombres, que no se de donde se inventan los progenitores o las personas a cargo, muchas veces no miden las consecuencias mas adelante de estos hechos, la vive propiamente la persona afectada y hasta incluso cuando estas en la niñez es cuando mas afectado se puede ver tu crecimiento personal

margarita dijo...

pienso que ese fenomeno se debe en cierto modo a la entrada de costumbres y productos extrangeros al pais por ejemplo supe de grupos indigenas en el amazonas en donde llamaron a los niños milkyway o carefree o gatorade, tambien conoci a alguien que se llamaba let it be fonseca, ese por ejemplo es un caso claro de gusto por the beatles supongo.

Carlos Eduardo dijo...

Pues, la búsqueda de la originalidad parece tocar fondo por estos lados.

Nada más disonante que un nombre sajón como Jeison, Jenny o Duver, junto a un nombre castizo como Piraquive o Sastoque.

Parece que los padres no les trasmitieran los genes a sus hijos sino la burla de llamarse como payasos linguísticos.

DORA LUZ SIERRA GRACIANO dijo...

Yo pienso que se debe manejar el vocabulario, incluyendo nombres, modismos, y referencias de acuerdo a lo ha costumbrado en tu entorno, no hay algo mas satisfactorio que saber explicar la proveniencia de cualquier cosa. expliar su ortografia y si significado y no pasar por una incognita o a veces un hazme reir de la gente.

Anónimo dijo...

YO PIENSO QUE NOMBRES RAROS EXISTEN POR DONDE UNO VA ---EN MELGAR TOLIMA CONOCI A UN SASTRE QUE SE LLAMA DIOS ETERNO JARAMILLO ---ME PARECIO CURIOSO NO POR EL NOMBRE SINO PÓR EL APELLIDO PENSE QUE ERA PAISA --PERO RESULTO SER DE PERU.

DIANA TAMAYO dijo...

Yo, tuve la oportunidad de visitar una comuna de la ciudad de Medellín,donde observamos la humildad de muchos de sus habitantes y tambien sus precarias formas de vivir y nos pusimos en la tarea de realizar algunas actividades en las cuales pudieramos aportar y ejecutar ayuda a estas personas y arrancar de sus rostros un destello de alegria.

Denis A. dijo...

Yo no diría que Made in Japan no es fruto de la ignorancia de la abuela del niño, sino de su deseo por que éste fuera muy importante, pues si un transistor se llama así, porque su nieto no puede también brillar por un nombre, que para su parecer es sonoro, bonito, poco común y reconocido.

Es el deseo de en medio de la pobreza intentar desde el nacimiento ser muy grande.

santiago rivera dijo...

muchas veces los padre por buscar originalidad en los nombre de los hijos, o tal vez por no ponerle el mismo juan de siempre,se inventan unos nombres que en realidad no se de donde los sacan. el caso que en este corto lapzo de inspiracion de los padres muchas veces dejan los hijos con un carma para toda su vida.

jairo betancur dijo...

me gusto mucho su historia por que me parese una buena esperiencia para un ser humano por que aprende uno mas sobre todo lo que esta relacoionado el tema

Anónimo dijo...

Puede ser que la mamá de este niño llego embarazada del japon de ahi que le colocaran ese nombre....

bygo