martes, mayo 09, 2006

Aquí en Bogotá (tríptico celular)

Era pesado y caminaba hacia mí. Constaté su gran estatura conforme acercaba el paso. Yo iba con Camila para el Colombo. Cruzábamos la Plazuela San Ignacio, ésa donde queda el Paraninfio, construcción del centro tan agradable para mí. Mientras venía hacia nosotros, el señor tomó su celular, y contestó: "Hola mi amor, sigo aquí en Bogotá".

Camila y yo nos miramos... Por un momento me confundí, seriamente. ¿En Bogotá?

Compungido, deconstruí la película de mi vida durante tres segundos, esta vez bajo el paradigma de que había vivido en Bogotá, y no en Medellín, como siempre lo había creído. Fue un momento surealista.

Lo asocio bastante con el famoso chiste en el que un pastuso, en pleno acto de infidelidad, contesta sorprendido el celular, y pregunta a su esposa por qué sabía que él la estaba engañando en ese motel con la mejor amiga de ella.

El celular (cuyo nombre recibe de las celdas de cobertura que conforman las antenas del sitema) modifica algunos asuntos de nuestra vida, tanto como todos los aparatos. En particular, este tipo de comunicación anula la territorial noción de lugar; deslocaliza. Nos impide saber con certeza dónde está el otro con quien hablamos. Y no siempre ello juega a nuestro favor. Es decir, no siempre salimos tan afortunados como el señor de la plazuela, quien de seguro se le estaba "volando" a la mujer; a veces -por el contrario- nos sucede como al del chiste. O como al del bus:

Alguna noche, mientras viajaba en un solitario Circular Coonatra, un muchacho (único compañero fortuito de viaje) recibió una llamada. Íbamos agoviados por la velocidad descarada con que el conductor nos agitaba por las abandonadas calles del centro, mientras oía una música popular a un volumen también descarado. Al contestar, noté cómo el tono de su voz decaía gradualmente. Como si no pudiera entender algo, sus respuestas devinieron defensas. De seguro la novia sospechó de la música y no le creyó que estuviera de camino a casa, como tantas desesperadas veces él insitió. Pelearon.

Tríptico. Con el celular pueden ocurrir bastantes posibilidades; aquí van tres: O usted se desliza del radar de su mujer, o se vende a usted mismo, o no le creen la verdad.


*Carlos Andrés*

7 comentarios:

Lucía dijo...

nunca me imaginaría que mi novio o mi esposo me dijera tan tranquilo que está en tal parte y que no esté. Le debo a Escritoscotidianos la sospecha que voy a tener de ahora en adelante.

luz stella dijo...

Quizas el celular ha sido uno de los grandes inventos del ser humano, pero a su vez ha sido un pequeño aparato con el cual hemos perdido intimidad, en cualquier lugar somos localizados y ni modo de apagarlo o desconectarlos por que es peor.
Tu intimidad se ha perdido a causa de este pequeño aparato pero ya es dificil vivir sin el, se ha vuelto parte de cada uno de nosotros nos hace falta hasta el punto de no poder vivir sin una llamada celular.

luz stella dijo...

Quizas el celular ha sido uno de los grandes inventos del ser humano, pero a su vez ha sido un pequeño aparato con el cual hemos perdido intimidad, en cualquier lugar somos localizados y ni modo de apagarlo o desconectarlos por que es peor.
Tu intimidad se ha perdido a causa de este pequeño aparato pero ya es dificil vivir sin el, se ha vuelto parte de cada uno de nosotros nos hace falta hasta el punto de no poder vivir sin una llamada celular.

Anónimo dijo...

EL CELULAR ES UN APARATO MUY CONFLITIVO DESDE EL PUNTO EN QUE CADA QUIEN LO MIRE --SI USTED NO CONTESTA,SI SE DESCONETA,SI EMPIEZA A CONTESTAR ALO ALO ALO NO LE ESCUCHO ESTO INMEDIATAMENTE NOS TRASLADA A LA INFIDELIDAD NUNCA PENSAMOS QUE ES UN PROBLEMA TECNICO QUE ABUNDAN EN ESTOS DICHOSOS APARATOS..

mariacelina dijo...

Este escrito del celular nos hace referencia a que la tecnología es importante pero no vital también se puede vivir sin ella desde el punto que ustedes lo quieran ver. Esta aparato no es peligroso nosotros somo lo que no le damos buen uso por que se gracias a este diminuto teléfono se ha salvado muchas vidas en momentos de pánico y desastre. Que viva la tecnología siempre.

andres raul garcia dijo...

El celular es un aparato muy interesante pero fue un error al inventarlo.Una razon es que su creacion era con el fin de avisar una urgencia o algo muy importantisimo pero ese no es el desempeño que le damos actualmente lo utilizamos para localizacion y no me parece particularmente a mi que debe ser asi.

Anónimo dijo...

I find some information here.