domingo, abril 23, 2006

Momentos que No Deberían Terminar

Siempre he sido un hombre triste. Quizás, por eso, las grandes aguas me producen nostalgia.

Son las ocho de la mañana, acabo de llegar y estoy al borde de la represa. La recorro de sur a norte por el malecón. Atrás van quedando las barcas en espera de turistas, un par de borrachos trasnochados y el puesto de policía.

Busco un sitio solitario junto a un pino candelabro. Me propongo disfrutar del día que recién comienza.

La tormenta de anoche dejó rizos sobre la piel del agua. Un sol tímido besa el prado y yo pienso en Dios. La brisa es suave y fría. La vista de las montañas que se esfuman dejando un color de humo en el horizonte me transforma en un animal dulce. Huelo la vida y respiro con mi mente desde la profundidad del agua.

Sin proponérmelo, desde la entraña de mi alma se abre paso una plegaria. ¿Cómo ordenar frases que hablen del regalo de mi Padre esta mañana? Mis ojos se humedecen y se acaban las palabras... No hay nadie alrededor y empiezo a cantar... Al principio con la timidez del colegial frente a la inminencia de su primer beso, pero después, con la fuerza del soldado que vuelve de la batalla.

La realidad me llega de pronto, tengo cosas por hacer y me levanto en victoria...

Al menos por esta vez, le he quebrado el cuello a la tristeza.


- Carlos Eduardo Vásquez -

13 comentarios:

Marulo dijo...

Hermoso...

Carlos Andrés dijo...

Siempre he pensado que el agua es imagen de la inmensidad; tal vez porque sea el espejo del cielo.

Anónimo dijo...

En los momentos de tristeza, debemos mirar a nuestro alrededor todo lo maravilloso que tenemos a nuestro lado, todo lo que forma parte de nuestra vida y que si somos tan afortunados de estar vivos debemos estar agradecidos, teniendo en cuenta que no estamos solos y siempre necesitaremos de los demàs.
Aunque tengamos problemas o estemos aburridos por algùn motivo recordemos que en tiempos de soledad siempre brillarà una luz al final del camino.

Catalina bustamante dijo...

Que ocasiones cuando estamos solos con solo mirar a nuestro alrededor vemos lo maravilloso de nuestro Mundo; y son muchas las emociones que podemos manifestar con esto e incluso cuando recordamos algo o alguien nos hace olvidar esa soledad.

Carlos Andrés dijo...

Me voy a atrever a un comentario técnico: me gusta el uso del verbo en esta frase: "Un sol tímido besa el prado...".

Por lo general se le presta mucha atención a los adjetivos. Pero son los verbos los que le dan la fuerza a la conexión entre los nombres y los calificativos de sos nombres.

Discúlpenme ahora el tono solemne: Le debemos un homenaje al Verbo. ¿Qué otra cosa sino Verbo es la vida?

Me proponto inicar una secuencia de verbos. Sólo verbos, en infinitivo, para ver qué resultado consigo. Es una promesa pública.

YENY QUICENO dijo...

ES INEVITABLE QUE LAS PERSONAS NOS SINTAMOS TRISTES PERO ES MAS HERMOSO CUANDO EN MEDIO DE ESA MELANCOLIA OBSERVAMOS LAS COSAS TAN MARAVILLOSAS QUE DIOS NOS A REGALADO PENSANDO EN NUESTRA FELICIDAD PORQUE ESO ES LO QUE EL QUIERE PARA NOSOTROS LO MEJOR.

LMLM dijo...

!QUE ESCRITO TAN HERMOSO¡
PERO ME HACE RECORDAR LA FALTA QUE ME HACE TENER UN MOMENTO CONMIGO MISMA, LA FALTA QUE ME HACE ESE OTRO YO QUE ES MI ÚNICA AMIGA, LA ÚNICA QUE ME COMPRENDE Y ME ACONSEJA SIN RECARGAS PARA NINGÚN LADO...
QUE TRISTE ES VER CÓMO OTRA PERSONAS QUE SÓLO BUSCAN SU BENEFICIO PROPIO ME ESTÁN QUITANDO LO MEJOR QUE TENGO...!MI VIDA¡

jeimy johana dijo...

creo que este escrito nos hace pensar en todo aquello que pasa inadvertido hante nuestros ojos, sin darnos cuenta no disfrutamos todo lo que es realmente importante ya que en una sociedas con tantos afanes dejamos de dedicarle tiempo a lo elemental.la calidad del tiempo para con nosotros,sera la calidad de tiempo que le brindaremos a los demas.

andres raul garcia dijo...

Hay momento que verdad no debieran terminar por que en realidad uno se imagina que es un sueño que jamas terminara.Estos momentos no vuelven y si regresan no son los mismos.

Anónimo dijo...

es normal que todas las personas tengamos momentos de tristeza,pero en esos momentos tenemos que dar gracias a dios y pensar en las buenos momentos que hemos tenido

OLGA dijo...

Refugiarnos en un mundo de soledad y tristezas no nos permite avnzar, debemos cruzar los obstaculos que la misma vida nos pone para poder continuar por el camino que nos llevara al triunfo.

Anónimo dijo...

Yehandra
Que coincidencia leo esto luego de escribirle a alguien sobre el sol y la luna... O será tal vez vidas paralelas que ignoran que lo son...

A modo de pregunta, ¿será tristeza o mas bien nostalgia?. Esto por la semántica de cada una. En la nostalgia buscamos nuestros deseos y en la tristeza nos hundimos cuando creemos que no hay remedio.

Me pregunto por qué estos momentos, no deberían terminar. Si la opción inmediata del hombre es la felicidad o más bien , ser feliz, en este y otros panoramas que la vida le proporcione.

Anónimo dijo...

Yehandra
Que coincidencia leo esto luego de escribirle a alguien sobre el sol y la luna... O será tal vez vidas paralelas que ignoran que lo son...

A modo de pregunta, ¿será tristeza o mas bien nostalgia?. Esto por la semántica de cada una. En la nostalgia buscamos nuestros deseos y en la tristeza nos hundimos cuando creemos que no hay remedio.

Me pregunto por qué estos momentos, no deberían terminar. Si la opción inmediata del hombre es la felicidad o más bien , ser feliz, en este y otros panoramas que la vida le proporcione.