miércoles, julio 26, 2006

Vertiginoso



Un pez vertiginoso hubo en mí. Rompí en pedazos de cristal las certezas que me habían acompañado. Me sentí vencedor; un pez espada dejando ruinas a lado y lado del mundo para que nunca fuera igual.

Pero lo fue, una mañana reciente cuando me bañaba y recordé que era lunes de volver a la oficina.

*Carlos Andrés*

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Déjame decirte que por momentos compartí el mismo sentimiento ¡Se acabaron las vacaciones! Xiomy

Anónimo dijo...

Es bastante duro, estar relajada descansando en todos los sentidos, y luego llegar al trabajo, eso es lo mas duro que hay. krolina