viernes, julio 14, 2006

PUNTO DE VISTA 1


Como el más experto de los ingenieros, la arañita construye su hogar. Deberá enredar suficientemente bien sus hilos, a fin de obtener dónde vivir y qué comer.

Ya al final de la tarde, y después de dar un paseo, presiente un amago de tormenta, y mirando hacia lo alto del rosal, donde se encuentra su casa, entona la conocida canción: "Mi vida está pendiente de una rosa..."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es inebitable no depender asi sea un poco de alguien o de algo de algun modo.xiomy

Un Gerente dijo...

se acuerda de: "el ave trina aunque la rama cruja, porque sabe lo que son sus alas"
cada quien corre el riesgo que puede medir, el error es no medirlos o no correrlos

Carlos Eduardo dijo...

Solo te puedo decir que así es la... rosa.

olga dijo...

De alguna manera todos necesitamos de una segunda mano que nos ayude ya sea para corregir errores o aprender cosas novedosas.