martes, julio 11, 2006

NOCHE DE SEXO

Consumidos. Consumados. Se habían atravesado absolutamente. Pertenecieron por completo al otro; fueron uno.

Y todo iba bien hasta que él le preguntó su nombre.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero Carlos no podés escribir algo romántico, todo iba bien hasta que... Vos sino todo te lo tirás.
Es uno de los pocos blog que tiene pocas palabras, pero que no necesita de más...

Carlos Eduardo dijo...

Bueno, pues si alguien no tiene nombre, uno puede tomar el de algún sueño antiguo y darle vida...

Delicioso desconocimiento que obliga a la imaginación a llenar espacios.

luisita dijo...

a veces el sexo va mas alla de un nombre un apellido un estrato social el sexo es la comunicacion de los cuerpos los cuales no nesesitan de datos ni palabras eso sobra a la hora de sentirse.
a veces es nesesario olvidar quienes somos y disfrutar de lo que nuestros cuerpos brindan.

Gloria Isabel dijo...

no siempre importa conocer a alguien ,saber sus nombres donde vive, solo basta con que se atraigan y que en los dos se despierte un sentimiento que no se sabe ni de donde salio ,no siempre nos debemos de preocupar por cosas que ni realmente valen la pena, para proivirnos de gozar de nuestro cuerpo y de nuestra mente.