sábado, julio 01, 2006

Dulzura

(Tomado del libro “El Colmillo de la Paloma” de Carlos Eduardo Vásquez)


Hoy la cajera se siente hermosa, da los “buenos días” sin amargura y se vistió de flores verdes y rojas.

Después de veinte años de servicio, por fin sonríe...

Mañana se jubila.

8 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Carlos, amigo, acabo de llegar de una presentación del Festival de Poesía. Te recordé bastante.

Es difícil de explicar... cuando leo algunos textos de tu libro, presiento como si hubieras logrado deshacerte de unas cadenas, pero sin destruirlas, mientras yo todavía las contemplo como imposibles.

Mientras los poetas leían, varias veces sentí que estoy detrás de una montaña que me obliga a una distancia insalvable entre lo poético y yo. Es horrible; como cuando se tienen pesadillas en las que uno grita y la voz no sale. O sale hacia adentro.

Carlos Eduardo dijo...

El asunto es que la poesía no está lejos o en algún punto. Está dentro de tí. El mundo es igual para todos. Las vida transcurre igual para el gran conglomerado. El punto de foco es tu propia visión de las cosas.

Una cosa es que alguien se caiga sobre el asfalto y otra muy distinta que el asfalto lo reciba. ¿Cuál es tu punto de vista? El del que ve la caída o el del asfalto que descubre que la sombra de una persona desaparece en al estrellarse contra el suelo.

Es tu elección, no la del mundo exterior.

Carlos Eduardo dijo...

A propósito, este cuento de Ana María Shua (Uribe, Augusto, 1985:185)

IMAGÍNESE

En la oscuridad, un montón de ropa sobre una silla puede parecer, por ejemplo, un pequeño dinosaurio en celo. Imagínese, entonces, por deducción y analogía, lo que puede parecer en la oscuridad el pequeño dinosaurio que duerme en mi habitación.

Carlos Andrés dijo...

Voy a retomar tus comentarios con otro reciente de algún lector anónimo: Uno ve lo que quiere ver; y lo que puede. Si en el hombre caído prefiere antojarse un hombre tendido sobre el acolchado asfalto, está en su derecho. Pero también puede ver al hombre caer, y puede pensar que en ello hay un acceso de poesía.

Anónimo dijo...

carlos: no, uno ve solo lo que quiere, no lo que quire.

gloria isabel dijo...

para mi opinion me parece que es un escrito breve, pero que deja mucho que pensar ya que las personas muchas veces dejamos de brindarle una sonrisa a las personas que nos rodea , quizas sea por un problema o cosas que nos fustran la vida que por lo regular no nos dejan ser felices. pero debemos de aprender que a pesar de los obstaculos que nos presente debemos sonreirle a la vida , no importa lo que nos tardemos en poder regalar un poquito de alegria lo importante es lograrlo.

luisa dijo...

es un escrito corto, pero nos deja que opinar algo ya que las personas por lo regular muchas de las veces queremos comunicar y opinar algo pero por alguna razon quedamos inmediatamente como si no fueramos a decir nada, ya que nuestra mente se bloquea.

OLGA dijo...

Siempre debemos dar gracias por las oportunidades que nos brinda la vida y que nos hacen ser grandes en formacion y desarollo.
SONREIR ES LA MEJOR MEDICINA PARA NO ENVEJECER MUY RAPIDO.