domingo, julio 09, 2006

DEPÓSITO

Relato breve por Carlos Eduardo Vásquez.


Bien callado se lo tenían. Cuando Fermín trajo la leña, los encontró en el depósito con los ojos desorbitados y las narices temblorosas. Su relación de tres meses había fructificado...

Doce ratoncillos retozaban bajo el estomago de mamá.

2 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

"se reproducen como ratas"

Anónimo dijo...

son ratoncitos!!!! haberrrr