martes, julio 11, 2006

CANÍBALES URBANOS


Relato breve por Carlos Eduardo Vásquez.


Después de ver juntos “Nueve Semanas y Media”, decidieron experimentar con la comida. Se desnudaron ansiosos y empezaron a cenar utilizando sus cuerpos como recipientes... Pero, no pudieron terminar. Súbitamente, apartaron los cubiertos, olvidaron la etiqueta y se fueron directo al “postre”.

4 comentarios:

Diva dijo...

jajajaja.... será que el tiempo apremió????

Carlos Andrés dijo...

creo que en el amor es una de las pocas zonas humanas en las que ser directo no es lo mejor...

Anónimo dijo...

Es bueno disfrutar el cuerpo, pero es cierto, no es preciso correr; para todo hay un momento. Xiomy

Carlos Eduardo dijo...

A veces somos lentos con delicia o impulsivos con intensidad...

Quién puede saber la velocidad de su piel en un día como hoy, por ejemplo.