martes, diciembre 19, 2006

OTRO AÑO "NUEVO".

Reflexión de Carlos Eduardo Vásquez a propósito del fin de año.

Año 2000. Publico mi primer libro de poemas. Soy un escritor activo, pero no le he escrito una sola línea a mi esposa en toda mi vida. Tengo dos hijos preciosos, pero los veo poco. Vivo una vida de bohemia, licor y relaciones extraconyugales. No respeto mi hogar, por que me encarcela el alma y me obliga a encontrarme con esa realidad que no quiero afrontar. Frase de cajón que me habita: “la casada es ella, yo no…”. Acaban de recibirme de nuevo en mi casa, después de mi última infidelidad. Mi esposa llora todo el tiempo. Hace demasiadas preguntas. Me da vergüenza contestar.

El dinero se acaba. La época de prosperidad terminó. Se me había olvidado hasta subirme a un bus. No queda nada… o mejor, quedan muchas deudas por pagar y una familia sin provisión.

En el dolor, descubro que mi caparazón se rompe y un hombre diminuto emerge. En algún momento, alguien me habla de Dios. Estoy desesperado… le creo. Poco a poco, mis ojos empiezan a enfocar lo verdaderamente importante. Un amor febril por mi esposa y mis hijos me abunda. ¿Cómo pude ser tan estúpido?

En ese momento, empiezo a estudiar otra vez. No en un aula de universidad sino en la vida misma. La gente se ve diferente ahora. Las heridas han empezado a cerrar dentro de mí, dentro de mi esposa, en mis hijos y en aquellas personas a quienes mi comportamiento ofendió. La mayoría me han perdonado.

Recuerdo que por estas fechas hace varios años nací de nuevo. Este mes, completo un nuevo año en mi infancia espiritual. Termina otro año más en mi larga lucha y estoy cansado. Pero, aunque soy un sobreviviente de este país y carezco de muchas cosas materiales, no regresaría de nuevo a mi estado de pobreza interior y a mi falta de responsabilidad por que ahora disfruto de la vida y de la alegría de tener a Dios en mi corazón.

4 comentarios:

juan fernando dijo...

eh Carlos me ha parecido bien interesante su estilo, lo voy a unir a mis contactos si no le interesa, por supuesto.ps. pasese por mi pagina y va y de pronto creamos una relacion literaria.
juan

Xiomy dijo...

Más que una reflexión veo un bonito testimonio. Este blog de una manera me acuerda de "la filosofía de la angustia", es el existencialismo de soren kierkegaard, en palabras breves:
1. Esfera estética: representada por un don Juan - picaflor amante de los placeres de la vida.
2. Esfera ética: representada por Aristóteles intenso y apasionado por el deber
3. Esfera religiosa: representada por Abraham que se somete a la voluntad de Dios, encontrando allí "la autentica libertad"
Todas las esferas y su cambio de una a otra es por la angustia, o lo que tu llamas desespero.

Pd: que bien por vos y tu familia, que no te quedaste girando en el libertinaje (estética) y por el contrario asumiste con responsabilidad y amor tu vida.

Astrolabio dijo...

Hermoso mensaje navideño. Cuida a ese bebé que crece en tí. Y cuida a los tuyos. ¡Felices fiestas! Cordial saludo.

Comunicarlos dijo...

Xiomy, profundo tu análisis. Gracias y lo pensaré con mayor detenimiento.

Astrolabio, Gracias por tu comentario, te estoy visitando.

Juan Fernando, excelente idea lo de la alianza literaria. Pero, debes dejarme tu página o donde ubicarte. Estoy pendiente. Gracias.