domingo, diciembre 03, 2006

La Pregunta del Millón

Por Germán Gil.

Alexis con su comentario en la caja de mensajes me hizo recordar un acontecimiento que hizo que las disculpas de los estudiantes en mi universidad pasaran a ser historia…

Un día (cuenta la historia, creo que ya es mito), le sucedió algo parecido a lo que le aconteció a Alexis, era día de finales en la universidad y cuatro de los mejores amigos no llegaron a tiempo a presentarlo. Al terminar el examen, los alumnos fueron donde el profesor que tenía fama de ser muy estricto y de no ceder ante ninguna disculpa y le suplicaron dejarles presentar el examen. Ese día fue distinto y el catedrático los escuchó con mucha paciencia, uno de los alumnos tomó la vocería y argumentó: ¨Profe, veníamos en el carro y se nos pinchó una llanta”.

El profesor les dijo: “Perfecto, les voy a dar la oportunidad de presentar el examen con una condición: les hago una sola pregunta, si la pasan aprueban, si no, repiten ¿qué les parece?”

Los estudiantes aceptaron.

Los ubicó a los cuatro en cada esquina del salón y les dictó la pregunta…

¿Cuál de las llantas del carro fue la que se pinchó?

……

Alexis, ¿la moto se te varó por llanta o por gasolina?

2 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Buena idea... alguna vez la utilizaré.

Xiomy dijo...

Hay no... no me gustaría estar en esa situación; sobre todo si es mentira por que la delatada de todos contra todos seria triunfal.