viernes, junio 22, 2007

¿GOLIAT O NUPÁN?


Nupán, el gigante de séptimo, me pegó en la cara. Me llevé la mano a la mejilla e hice un ademán de dolor. El susto me anestesiaba pero no quería que Nupán se enojara más. Traté de retroceder, pero un corrillo de muchachos me cerraba el paso. Un violento empujón me regresó al centro del círculo donde me esperaba Nupán.

El empellón me levantó literalmente del piso. Mientras estaba en el aire, un rapto de inspiración me obligó a cerrar la mano y a levantar el brazo. En el instante de aterrizar sobre Nupán mi puño, por voluntad propia, asestó el golpe. Un golpe devastador por el impulso de mis compañeros… Eso decidió mi primera y última pelea de colegio.

Nupán cayo al suelo cuán largo era. Yo… asustado como nunca, pero dispuesto a aprovechar el momento de gloria, empecé una especie de danza de la victoria alrededor de Nupán que no parecía dar muestras de vida. La multitud vitoreaba, yo di un par de saltitos estilo boxeador y la muchachada me sacó en hombros como a los toreros.

Afortunadamente, todo fue rápido por que si Nupán hubiera reaccionado de inmediato me hubiese dado una tremenda paliza.

El día siguiente, Nupán se me acercó con sigilo, estaba estrenando un semicírculo oscuro bajo el párpado izquierdo y me dijo “Hermano, usted me cascó”.

No se porque fue la pelea y ya ni acuerdo. Solo sé que le respondí “Hermano, eso le pasa por tener un nombre tan feo”. Le di la espalda y me aleje con mi dignidad henchida. Jamás, hasta hoy, había pensado en lo ridículo de mi respuesta, pero bueno, me mantengo en lo mío…

Pa’que se tenía que llamar Nupán.


Carlos Eduardo (comunicarlos)
Ciclo de Recuerdos

4 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Carlos, ¡Campeón!, je.

diana. dijo...

que buana razón, para andar golpeando compañeros...jajaja

Comunicarlos dijo...

El tipo era como el doble de peso y por lo menos 20 cms más alto... eso fue pura suerte.

Nunca fui peleador en el Colegio. Excepto por un par de escaramuzas, no fue mucho lo que tuve que pelear a puños, afortunadamente.

Xiomy dijo...

Ja…. Que desventaja, contando que tu no eres peleón ¡tuviste suerte, mucha suerte!