domingo, noviembre 19, 2006

SANCOCHO EN LA CASA DE OMAR

Escrito Cotidiano por Carlos Eduardo Vásquez.

Cuando sustenté el trabajo de grado de una especialización en gerencia, pensé que estaba preparado para moverme con tranquilidad en un entorno económico cambiante como el colombiano. Eso fue hasta que recibí la lección de economía que relato a continuación.

El fin de semana, estuve compartiendo la colombianísima tradición del sancocho en leña. Mi cuñado vive entre Rionegro y El Carmen y allí nos reunimos para pasar la tarde. La finca tiene huerto, gallinas, perros, pericos, cebaderos, perros y frutas.

En la olla hervía el glorioso sancocho de gallina y la charla avanzaba por diferentes temas. Yo, como buen subproducto de ciudad, no pude evitar el mismo comentario de siempre: “hombre, definitivamente, vivir en el campo si es vivir en el paraíso”.

La tarde llegaba a su final cuando Omar contó la historia de unas granadillas que tuvo que esconder para evitar que crecieran sin que se las robaran las manos ociosas y abusivas que pululan en la región.

Y esta fue la historia que motivó la lección empresarial que nunca olvidaré durante el resto de mis días…

“Vea, Carlos, es que cuando uno tiene finca y cultivos, la producción de la finca tiene que dar para los pájaros, los ladrones, las ardillas, los niños y si queda, para uno mismo.”

Me quedé pensando en el asunto e inmediatamente reformulé lo escuchado en un aforismo corporativo:

Si uno quiere hacer empresa en este país, tiene que tener en cuenta los secuestros, las extorsiones, las “vacunas”, la delincuencia común, los impuestos, la envidia, los desastres naturales, la imprevisión del Estado, la presión de los “peces gordos”, la inflación, la incompetencia y la corrupción…

Y si queda algo para uno… seguro que es un milagro.

7 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

apunte de carácter técnico: cada que terminaba una de mis clases de mercadeo en el pregrado, pensaba que los manuales americanos son buenos para explicar el fenómeno del mercado... estadounidense. Porque, a mi manera de ver, El Hueco no cabe en ninguno de los capítulos y leyes con base en los cuales contestábamos los exámenes.

Anónimo dijo...

Me gustó el artículo tanto como el primer comentario. Ustedes dos son unos genios para eso que se le llama escribir.

diana. dijo...

señores eso es colombia: uno de los paises mas violentos del mundo, pero tambien el segundo mas feliz. Un lugar donde ver "noticias" ya es hasta gracioso. Donde lluve, hace sol y escampa al mismo tiempo. Donde vas a pagar el rescate de algun fliar y te secuestran a vos. Donde la vida no vale nada, pero estas dispuesto a protegerla a cualquier presio...para que quejarme yo en en este pais me divierto y en ocasiones deseo que no llegue la paz...porque nos volveriamos muy aburridos.

Xiomy dijo...

Pues es un tema que difícilmente es cierto. Mi papá tiene una empresa de mecánica industrial, y yo que trabajo en ella se la discreción y delicadeza con que se deben tratar los tópicos que giran en torno a esta. En fin; realista, muy realista tu blog.

Carlos Eduardo dijo...

Comentarios a los comentarios:

1.Se de lo que hablas amigo, ahora como profesor de mercadeo soy propulsor de la misma casuística gringa. ¡Qué verguenza!

2. Gracias por apreciar los escritos. Aunque para llegar a la alta literatura, nos falta... nos falta.

3. Estoy parcialmente de acuerdo con lo de país divertido. El asunto es que vivimos lejos de las areas de combate. Los familiares de las víctimas no deben compartir la misma opinión. (leer sobre las víctimas de la violencia que viajaron a contar sus historias a Europa.

4. La información de primera mano es fundamental. Como la empresa de tu padre, existen muchas otras que simplemente callan la extorsión, las amenazas, las vacunas, etc. Me consta.

1-2-3-4. Un fuertísimo abrazo a todos.

JUAN CARLOS MUÑOZ dijo...

CUANDO EL TIEMPO CORRE A LA VELOCIDAD DE LA LUZ Y PARECE AYER CUANDO PARECIA HOY, ME DA ALEGRAI ACORDARME DE AMIGOS COMO TU, POCOS PERO INIGUALABLES.UN ABRAZO, TU AMIGO JUAN CARLOS MUÑOZ

Anónimo dijo...

TIENES RAZON EN LO QUE DICES PERO SI TE DAS CUANTA PARA ESO FUIMOS CREADOS PARA AYUDARNOS UNO DE OTROS AUNQUE COMO LO EXPONES EN TU ESCRITO NO ES TANTO PRODUCIR PARA QUE OTROS LO DISFRUTEN ES MAS COMPARTIR LA INTELIGENCIA QUE DIOS NOS DIO NO PODEMOS VER TODO CON OJOS DE EGOISMO Y SI ES BIEN DICHO AUNQUE UNOS SE MATAN EL LOMO TRABAJANDO OTROS ROBANDOLO LO DISFRUTAN PERO ES HAY DONDE FALLAMOS PORQUE SIEMPRE QUWEREMOS COSAS A CAMBIO Y NO ES FACIL LA IDEA DE COMPARTIR POR QUE ES MAS COMPARTIR QUE SENTIR LA SOSOBRIA DE ROBAR SOLO PIENSA QUE LO QUE HACES LO HACES PARA TI APRA TU FAMILIA Y PARA EL MUNDO ENTERO ASI UNO LO TOMEN SIN ESCRUPULO J..M..A..