miércoles, agosto 09, 2006

El Súper Regreso



Sala Dos de Junín. La pantalla más grande de la ciudad me espera para mi reencuentro con Superman.

Unos veinte años atrás había estado aquí mismo, pero en aquel entonces había tenido que soportar una semana entera de sopas, bajo la amenaza de no ir a ver la película, y tenerme que quedar en casa mientras todos mis amigos veían a Superman en cine: “Eso es como un televisor, pero más grande”, me habían dicho. Así que (el chantaje suele ser efectivo) me comporté tan bien como pude durante toda la semana: hice juicioso mis tareas, no dije groserías, y no contesté “qué”, sino “señor” cuando mi padre me llamaba. Como recompensa, viajamos a Medellín a comer crispetas, montar en escaleras eléctricas, y ver una versión en dibujos animados de Superman. En realidad, no entendí nada de la historia; además, el gran formato de la pantalla, sumado a la técnica de animación disponible en aquel entonces, produjo una sensación terrible de mareo en ese débil cuerpo de escasos años y abundantes fantasías.

Nunca fui gran admirador del hombre de acero, a pesar de que disfrutaba encontrarlo cada sábado en Los Superamigos; sin embargo, me producía cierta felicidad saber que para volverlo a ver en cine, no tendría que tomar sopa durante una semana. Sabía bastante bien -eso sí- que sería de nuevo en Junín, aquel teatro en el que por primera vez aparecieron antes mis ojos las primeras grandes historias, donde volvería a encontrarme con él.

La pantalla se encendió, y vine a saber de mí nuevamente cuando, recién llegaba a mi casa, vino a mí la infantil y trascendental pregunta qué quiero ser cuando sea grande.

5 comentarios:

Carlos Eduardo dijo...

Un super texto. Super interesante y super recordatorio de otras realidades de la niñez.

Un super saludo.

PD. ¿Sabías que en Boyacá le llaman "Supersona" a nuestro héroe rojiazul?

Anónimo dijo...

Debe ser muy agradable tener la oportunidad de recordar y de alguna manera experimentar esa sensación… aun mas si causo impresión y agrado en aquel entonces ¿Qué concluiste de la pregunta? Xiomy.

Anónimo dijo...

Simplemente super vacano el blog

Carlos Andrés dijo...

Hola Xiomy. La pregunta aún no tiene respuesta; siquiera. Pero en aquella época recuerdo que mi elección estaba entre Camionero o Bombero.

juancho2007 dijo...

- Es lo mas común que hacen los padres para que sus hijos se tomen la sopa, el chantaje es muy efectivo en algunos casos,por un lado me gusta como termina el texto y por otro lado no , porque en la mayoria de los casos han ocurrido muchos accidentes porque los niños despues de ver una pelicula fantasiosa quieren hacer lo que vieron en cine .
ejm : superman - un niño de 6 años imitando a superman se tiran de un balcón porque piensan que van a volar.