martes, octubre 10, 2006

Adiós... Ola.

Reflexión por Carlos Eduardo Vásquez.



A veces pasa que tenemos una alegría secreta que solo nosotros conocemos y que a nadie más en el mundo le interesa?

El secreto que callo hoy, y que no admite la manipulación de nadie, acude a mi en aletazos de memoria y me deja el alma llena de burbujas como las que quedan en la arena cuando la cresta del mar se retira.

4 comentarios:

xiomy dijo...

Recordar siempre es colosal. Darle viveza a un momento y que éste genere sentimientos bien sea de alegría de tristeza y hasta de risa… es realidad es grandioso.

Anónimo dijo...

cuando los momentos se llevan en el alma hacièndose un secreto, solo y muchas mas veces lo que hacen es marcarnos para toda la vida.

Anónimo dijo...

también es importatne tener secretos para nosotros mismos, no hay que contarle todo a nuestros amigos y más cuando al acordarnos de estas cosas se dibuja un agran sonrisa en la cara, tengo la plena certeza deque esta aLegria no podria ser sentida por los demas. Nuestros recuerdos son el unico bien que poseemos que nadie puede robarnos.

jennifer dijo...

me parece muy bien ya que amigos no hay y uno no dbe estar contandole todo a todas las personas.