domingo, septiembre 17, 2006

SATORI

Escrito Cotidiano por GERMAN GIL.

Mi amigo de infancia y yo caminábamos después de muchos años de no vernos. El día terminaba. Tras disfrutar de una cena de reencuentro, nos dirigíamos al hotel donde nos hospedábamos. Quince años sin vernos…

Dos pequeños hilos de agua, uno a cada lado del andén, iniciaban su recorrido hacia el desagüe…

Él me miro y dijo: “Estos dos hilos de agua son como nuestras vidas; paralelas en su recorrido, totalmente opuestas y diametralmente separadas, nunca se van a juntar aunque vayan hacia un mismo lugar.

…y agregó como en tono de burla: “Esto, pequeño Saltamontes, es un Satori”.

Satori es un término oriental para hablar de la inmediata experiencia de la naturaleza acerca de los hechos cotidianos.


Lo mire extrañado mientras observaba los hilos de agua correr hacia el desagüe por cada lado del andén. Nunca pensé que años después me serviría para plasmar por escrito lo sucedido esa noche donde aprendí el significado de la palabra Satori por un amigo de mi infancia mientras caminábamos hacia el hotel.

2 comentarios:

xiomy dijo...

Que experiencia tan productiva. Siempre me ha parecido la fascinante habilidad que tienen algunas personas para comparar la mecánica del universo con un suceso personal. Ese día aprendiste vos, hoy el turno fue para mí.

Anónimo dijo...

cuando en el camino nos encontramos diariamente con sucesos, que a la vista de todos o de unos cuantos son simples e insignificantes, aprendemos que para realizar grandes logros o aprendizajes no se necesita de mucho.