viernes, julio 27, 2007

Doce horas antes

En menos de doce horas estaré sentado frente a la pantalla del cine para ver la película más esperada de mi generación: Los Simpson. Debo confesar que nunca había sentido tanta ansiedad por un acontecimiento similar; nada.

Y, lo peor, es que siento un deseo irrefrenable de saber sobre la película, la historia, su producción. Pero me quiero resistir. Por eso, no compré la revista Gatopardo, donde Juan Villoro escribe un artículo sobre la ejemplaridad Simpson como familia disfuncional; ni me he asomado a ninguno de los 2,890 videos que ofrece Youtube bajo la entrada “Los Simpson”, ni aun a los 2.130.000 de registros en Google en Español.

Dejemos, mientras tanto, las imágenes de las (históricas) boletas. (que, por cierto, me parecen demasiado simplonas en relación con el acontecimiento que permiten).






4 comentarios:

diana. dijo...

¿Y? como fue.

Anónimo dijo...

si, como fue?

Alejandro González Estrada dijo...

Este,,, yo también me la ví ayer viernes,,, fue simplemente genial y perfecta.

lulilupi dijo...

Alucinante, lo que esperaba....
En esta pagina hay cosas que sirven y mucho, les recomiendo: www.scanmessenger.com