martes, mayo 05, 2009

A TODOS LOS "CARICIO-DEPENDIENTES"


Como dice Carlos Arango, parodiando a la Chimultrofia: "hay cosas que ni qué...".

Tato fue abandonado a una edad en la cual ningún ser vivo puede sobrevivir sin su madre, y tuvo que ser alimentado con leche tibia a través de un cuentagotas. Esto, desde luego, le ha causado un trauma severo. Un “rayón” en la cabeza, diría yo. La falta de afecto al inicio de su vida, lo ha llevado a desarrollar una adicción. El pobre gato es “caricio-dependiente”. Quiere ser acariciado desde que se levanta hasta que se acuesta. Toda mano le sirve, no hace distinción de piernas y el contacto físico es su vitamina.

Sin embargo, su euforia afectiva y su embriaguez sensorial son de corta duración, pues, a los cinco minutos entra en un estado catatónico precedido de un profundo suspiro.

He hecho averiguaciones para determinar si una sobredosis de afecto lo podría matar, pero, aparentemente, de amor no se mueren sino los románticos desahuciados. Mientras tanto, me he propuesto crear un club de “Cariciómanos Anónimos”. Mi familia ya ha sido debidamente inscrita y aprobada…

Tato es el encargado de escribir los estatutos.

--Carlos Vásquez--

2 comentarios:

Ricardo Muñoz José dijo...

Me pondré en contacto con Tato, el gato encargado de redactar los estatutos, para que no olvide a los "acariciadores" de fuera de Colombia.

Carlos, nada ennoblece más que abrir la puerta a la angustia del desamparado. Al darle una oportunidad a la vida de Tato, Tato hará de tu vida un camino hacia la felicidad.

Felicitaciones a ti y a tu familia. Y para Tato, una caricia en vuelo de distancia.

Salud y suerte.
Ricardo - Linde5

Alyssa dijo...

Esto me recuerda a un gatito que la madre abandono en mi puerta asi mismo le daba su leche , con un gotero. Cuando se la daba, le decia MAAAAAAA,y asi aprendio a llamarme cuando salia a dar su paseo matutino , hoy ya no esta conmigo un carro le dio y murio.

Pero aun recuerdo a mi gatito y aunque ya no puedo estar cerca de ellos por que me dan alergia , se que somos como ellos siempre buscamos la mano amiga esa que nos acaricia y nos dice estoy contigo.

Gracias por escritos cotidianos que nos hace reflexionar y ver la profundidad de las cosas.

Adelante mi amigo y un abrazo a traves de la distancia.

Alyssa