lunes, agosto 06, 2007

Octosílabo

Esta muchacha morena
Lleva camisa de flores
Para estrenar en la Feria
Y yo casi sin pantalones
El joven-camisa-rayada
Y cabellos desordenados
Lleva una limonada
Pues siempre va preparado


Las 12 cuerdas del tiple, a medio afinar, suenan tan pronto como la mano del trovador inicia el pulso de la trova dobletiada. Simultáneo con el sonsonete, los pasajeros del Circular Sur 303 advertimos unos ojos burlescos que, respetuosamente, iban leyendo el bus. Luego de carraspear la voz, inicia en métrica de 8 versos octosílabos un breve saludo y se tira de una a improvisar sobre los habitantes del vehículo. Para empezar, la pareja de amigas de la primera banca; después, el señor con cara de médico, de quien el juglar resalta su bigote. Y así hasta que llega a mi compañera de banca y a mí.

Si todos hicieron lo mismo que yo, nadie miró al trovador, pero mientras éste sacaba los versos referentes a uno mismo, ponía más cuidado, reía por dentro, y se convencía del talento del tipo.

Y aunque lo hace como un “modo de subsistencia” (frase de la trova final con la que nos invita a que le colaboremos con alguna monedita), el trovador de los buses canta la ciudad. Por eso a través de sus “dobletiadas” entiendo cuánto hay de música en nuestras vidas, y en ella. Eso mismo lo entendieron mucho antes los vendedores de dulces, verduras, frutas y periódicos, así como los raperos, algunos predicadores de iglesia, y, cómo no, las mamás (eso que uno llama cantaleta es un poco el reconocimiento de cierta cancioncita en la forma de las palabras maternas que, como las canciones, se repite siempre igual).

Al trovador no le di moneditas. Es una política personal. Pero sí quise agradecerle los minutos de crónica citadina que a través de sus palabras pude revivir. Me prometí que si lo vuelvo a encontrar lo voy a felicitar. Mientras tanto, me dieron ganas de tocar guitarra: ¡un, doss; un, dosss, tre, cuá!

3 comentarios:

Comunicarlos dijo...

Hola amigo, desde la distancia te agradezco tu escrito. Sonó con música y todo en la esfera de los recuerdos de mi tierra.

Xiomy dijo...

Holas... a mi me ha pasado y debo reconocer lo mucho que lo he disfrutado... recuerdo que voy a completar casi un año tratando de medio seguirle el ritmo a una cancion con mi guitarra. (y no he podido, empezando porque me la afinan y la coje otra persona que sabe y siempre me dice lo mismo !esta desafinada¡)

Anónimo dijo...

Hello. And Bye.